Usando las etiquetas no follow para mejorar nuestro posicionamiento 4.67/5 (3)

Hablar de SEO es hablar de etiquetas follow y nofollow; seguramente hayas escuchado hablar de ellas o alguien te haya recomendado que pongas atención a como las tienes en tu web o tienda online.

Ya sea trabajando con WordPress, PrestaShop, Magento u otros, todos tiene la posibilidad de gestionar esta etiqueta. Pero…, ¿cómo hacerlo?

Pues eso es lo que vamos a ver en este post, para empezar tenemos que conocer que diferencia hay entre un enlace follow y una etiqueta no follow.

Enlace follow o dofollow

Enlace follow, o como seguramente la hayas visto también, enlace dofollow; es tipo de enlaces, pero no una etiqueta, usamos esa terminología para poder diferenciar entre un enlace normal y uno nofollow.

En realidad todos los enlaces de una web son dofollow si no tienen la etiqueta rel=”nofollow”. Para que tengas un ejemplo:

<a href=”http://www.google.com” title=”Ir a Google”>Google</a>

Esto es un enlace o link dofollow que no contiene ninguna etiqueta concreta y hará que los robots de Google y otros buscadores sigan ese enlace para ver a donde lleva.

Con ello estás entregando notoriedad a la página en la que te encuentras.

Etiqueta nofollow

Esta etiqueta nos va a permitir decir a los robots de búsqueda por que enlaces no deseamos que Google siga recorriendo.  Es decir, la etiqueta

<a href=”http://www.google.com” rel=”nofollow”>Google</a>

esta etiqueta avisa a los robots de búsqueda de que no deseamos que continúen por ahí, así que el robot llega y deja de dar prioridad a ese enlace.

Esto te permitirá guiar a los robots de búsqueda a través del contenido de tu página web que tu deseas y evitar que entren a enlaces concretos.

Uniendo conceptos

Seguramente ahora estés pensando en como usar las etiquetas cada una por su lado, pero la mejor estrategia es utilizar las nofollow para potenciar a las dofollow.

Si pensamos en las etiquetas nofollow, ya sabemos que nos ayudan a controlar por que enlaces no deseamos que los robots accedan. Con este principio se une otro cálculo; la relevancia que hereda cada enlace que tenemos en nuestra página web.

Vamos a verlo con un ejemplo.

Imagina que tienes una web en la cual entre categorías y posts se encuentran unos 30 enlaces diferentes (ojo diferentes, no cuenta el número de enlaces, si no el número de enlaces diferentes).

De esos enlaces diferentes estoy seguro que alguno de ellos, por ejemplo, lleva a la zona de política de privacidad, otra llevará a aviso legal y seguramente a alguna que otra sección que realmente no deseamos que los robots accedan.

Pues bien, cada página web tiene un valor de referencia dado; éste antes se calculaba con el Page Rank, pero realmente ahora el Page Rank es una variable simbólica. No obstante y para el ejemplo nos va a servir.

Imagina que tu puntuación es de 10 puntos. Lo que se hará es dividir tu puntuación entre el número de enlaces.

Esto sería pues 10 / 30 = 0.3 aprox.

Claro, aquí se ha entregado la misma relevancia a todos los enlaces. 

Pero y si entre los enlaces de aviso legal, etc, suman 10 enlaces diferentes?

Pues debemos usar la etiqueta nofollow en todos ellos. Con esto lo que conseguimos precisamente es que el cálculo sea 10 / (30-10) = 0.5.

Por tanto significa que estamos entregando a los enlaces de nuestra página notoriedad que contienen secciones realmente interesantes e importantes.

Esta notoriedad está totalmente relacionada con las estrategias por ejemplo que se pueden seguir para LinkBuilding interno. Puesto que al potenciar alguna de las secciones conseguimos que las misma se posicionen antes o más cerca de la primera posición.

Enlaces nofollow y dofollow

foto de: technogeekzone.com

A tener en cuenta

Los enlaces no follow no solamente sirven para tratar elementos que están en nuestra página web, también son muy útiles para marcar enlaces externos a lo que queremos poder enviar a los usuarios pero no podemos dar relevancia al destino.

Un ejemplo será los enlaces hacia redes sociales, los mismos siempre deben ir provistos de su etiqueta nofollow. Especialmente porque no podemos garantizar el contenido que va a existir en el destino.

Resumiendo

Es el momento de que te pongas manos a la obra y revises los enlaces follow y nofollow de tu web. Para ello puedes usar herramientas como por ejemplo screaming frog o el inspector de Google Chrome.

Si te gusta este post te invito a puntuarlo, también puedes seguirme en mi canal o en la newsletter de mi página.

Además te invito a ir a la categoría de SEO para tiendas y webs.

Nos vemos en el siguiente post!

 

 

Please rate this