Condiciones de devolución, como tratarlas 4.75/5 (4)

La condiciones de compra de un eCommerce, o tienda online, no es algo para dejar al azar o para no tener en cuenta.

Muchos de nuestros posibles clientes van a revisar dichas condiciones y va a ser determinante para que acaben o no comprando en muchos casos.

Desde mi punto de vista el usuario de nuestras condiciones se pueden clasificar en dos tipos;

el primero, el que las revisa antes de la compra: va a enfocarse sobre todo en tu política de devoluciones, costes de las mismas y el tipo devoluciones aceptadas;

el segundo, el que la revisa después de hacer la compra: va a ella cuando ha tenido algún problema o justo después de comprar porque algo no le ha salido como esperaba o se ha mostrado algún error por la web.

Este es muy susceptible a iniciar una devolución si no le damos confianza.

Así que antes o después, vamos a pasar por tus condiciones de compra y esperamos encontrarlas lo más claras posible.

Existen muchas webs que se empeñan en esconder sus condiciones en una maraña de texto, próxima a la longitud del Quijote, pero eso les acaba saliendo caro. ¿No te daría que pensar a ti?

Es cierto que dentro de las condiciones de compra vamos a vernos obligados a añadir contenido relacionado con condiciones de aspecto legal, pero estate al tanto, porque no ponerlas no te va a ayudar más.

Más bien todo lo contrario, aquello que no esté expresado con claridad y no sea fácil de encontrar, va a suponer una infracción, y amiga o amigo mío, el consumido tiene la razón.

Por ejemplo, no dar a conocer el período de devolución mínimo o el tiempo de garantía de un producto, puede acarrear que te veas obligado a tragarte un producto porque por exclusión de responsabilidades, el cliente no la tenga y tu proveedor se lave las manos porque el si que la tenía y no cumple con sus requisitos de devolución.

Política de devolución

Desde mi punto de vista es obligatoria aclarar según la tipología de productos que tenemos dentro de nuestra tienda online cuales son los productos que se pueden devolver o cuales no. Existen artículos que por motivos de higiene no tiene la posibilidad de ser devueltos y mucho menos repuestos a la venta.

Dejar claro cual es el plazo de devolución de un producto en nuestra tienda, cuando inicia y cuando acaba. Los plazos son importantes porque según la ley deben cubrir como mínimo los 14 días después de la entrega, ojo, no seamos piratas, es desde la entrega, poner que es desde el envío solamente te a va a suponer que ante una reclamación el cliente, que tiene toda la razón, gane la disputa y caiga alguna que otra sanción.

Aclarar por cuanto y como se llevan a cabo las devoluciones, vamos, la llamada logística inversa.

Debes especificar quien paga los cargos de devolución y de que forma lo pueden llevar a cabo. Si bien es cierto que la mejor política es la de devoluciones gratuitas, también es cierto que acarrear con esos costes, nos puede suponer una merma de beneficios o perdidas. Así que gratis o pagadas, busca una logística inversa que sea lo más barata posible.

Ahora da igual si el pedido regresa a almacenes en 2, 3 o 5 días. Usa vías de devolución con entrega por ejemplo en una oficina de correos o en puntos de entrega de empresas que ofrecen el servicio en kioscos por ejemplo.

Lo importante es que sea fácil devolverlo.

El tema de los gastos debe estar aclarado desde el minuto 1 ya que no se le podrán cobrar al cliente si no estaban informados en el momento de la venta.

En herramientas como PrestaShop o Magento, el proceso de devolución de un producto está implantado dentro del propio CMS y por tanto el usuario puede iniciar la devolución dentro de su zona de pedidos. Uno de los fallos que encuentro es que por defecto se obliga a los usuarios a definir un motivo de devolución obligatoriamente.

El cliente no está obligado a justificar el motivo de la devolución, así que, intenta modificar desde la zona de traducciones ese mensaje, invitando a rellenar uno por defecto por ejemplo. Desde un no deseo el producto, hasta un listado de opciones con una opción que sea ninguna de las anteriores.

Si tu tienda online vende productos no perecederos y que no están sujetos a un reglamento estricto de higiene las devoluciones suelen seguir un proceso normal; pero por lo contrario si tus productos están dentro de ese rango, te recomiendo que te pongas en contacto con cualquier cámara de comercio o que consultes la política de devoluciones de tus proveedores.

Para terminar te recomiendo encarecidamente que en el proceso de carrito, antes de saltar a la plataforma de pago, prepares una ventana modal o pop up que muestre de forma fácil los puntos más relevantes ante la compra.

La nueva versión de PrestaShop 1.7 precisamente lo ha incorporado en todo el proceso de compra.

Condiciones de devoluciones en PrestaShop

Bueno!, ya tenemos esa política de condiciones mucho más clara y dentro de su cumplimiento. Ahora te invito a que revises tu política de compra y en caso de duda consultes a tu gestor o asesor jurídico.

Nos vemos en el siguiente post!, si te ha gustado puedes puntuarme o comentar, siempre son bienvenidos los comentarios y los shares en redes sociales.

Please rate this

2017-09-21T10:30:23+01:00

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.